Todo empezó en 1995, cuando la pareja de origen francés, Christian y Marie-France des Paillères descubrieron el vertedero  de Stung Meanchey, a las afueras de Phnom Penh.  A pesar de llevar ya dos años instalados en Camboya dirigiendo un programa de ayuda a la reconstrucción de la enseñanza primaria para niños pobres, quedaron profundamente conmovidos por el panorama presente ante ellos. Empezaron repartiendo comida, la necesidad más inmediata para estos niños.  «Pensaban que cada plato era para compartir entre diez».                                                                                           Christian des Paillères. Decenas de niños revolviendo entre la basura, llenando sacos con metales y plásticos para revenderlos posteriormente y obtener un beneficio mínimo.    «Trabajaban de día, pero también de noche, los había incluso que dormían allí».                                                                                                     Christian des Paillères. A estas condiciones de miseria absoluta, se han de sumar unos padres supervivientes de la época de los Jemeres Rojos.  El régimen de Pol Pot ha dejado visibles huellas psicológicas en la actual generación adulta.   Violencia, abusos y alcoholismo son sólo algunas de sus consecuencias. Sin embargo, Christian y Marie-France pronto comprendieron que alimentar a los niños no era suficiente para acabar con la miseria, debían ir más allá: alejarles del basurero para siempre. Para ello, era necesario que tuviesen acceso a una educación y a una formación profesional que les garantizase un empleo digno.  Tras una gira de recaudación de fondos por Francia, se inauguró el primer centro educativo escolar de PSE en las afueras del basurero. Escuelas que cuentan con el apoyo de prestigiosas organizaciones a nivel internacional, como École Hôtelière de Lausanne, Norauto o ESEC.   «No queríamos una formación pobre para los pobres; sino la mejor formación para los más pobres».                                                                                           Christian des Paillères. Para lograr que las familias permitiesen a sus hijos asistir a la escuela, evitando al mismo tiempo que éstas siguiesen explotándolos, PSE pone en marcha un programa de ayudas alimenticias.  Cada familia recibe semanalmente una determinada cantidad de arroz por cada hijo escolarizado. INICIO LA ONG ACTUALIDAD VOLUNTARIOS COLABORA CONTACTO El 20 de mayo de 1996 nace la Asociación POUR UN SOURIRE D’ENFANT (PSE)  Al poco tiempo, PSE funda las escuelas de formación profesional y de estudios superiores, adaptados a las necesidades locales «En la actualidad Camboya progresa y se recupera poco a poco, pero parte de la población sigue excluida: ellos son nuestra familia».                                                                                           Christian des Paillères.  ¡Por favor, aporta tu granito de arena! ¡Hace falta ayuda urgente! SUBIR > Asociación Por la Sonrisa de un Niño, España en Camboya 2014. ONG española inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con el número 584 943 © 2014 Por la Sonrisa de un Niño. Todos los derechos reservados. Síguenos Documentación y Publicaciones Newsletter Estatutos Memoria de actividades Auditorías A través de PayPal: Haciéndote padrino: Boletín de apadrinamiento ES38 2100 3736 66 2200095100 Colabora con nosotros Realizando una transferencia a nuestra cuenta de La Caixa: Si desea recibir un Certificado de Donación por la aportación realizada, por favor, envíe un correo electrónico a psn@psncamboya.org, indicando sus datos fiscales (nombre completo, NIF y dirección postal).