SEN SOK: UN LUGAR DONDE SOÑAR HISTORIAS

Sen Sok respira algo muy especial a nada que uno cruza su entrada coloreada por columpios gigantes: el amor por la lectura. Lo dice una pequeña biblioteca repleta de cuentos de niños que aguarda tras los columpios. Y sus niños, que entran y salen de ella y desaparecen entre las páginas de los cuentos. El centro PSE de Sen Sok es una guardería. Pobre, como toda la aldea, pero llena de pequeños tesoros que ayudan a los niños a crecer soñando historias.

Continuar leyendo “SEN SOK: UN LUGAR DONDE SOÑAR HISTORIAS”

TEENAGERS: LA VOZ DE CAMBOYA

Teenagers es el subprograma de PSE dedicado a los niños entre catorce y diecisiete años, es decir, los más mayores del Programa de Continuidad Escolar. Ésta es la última oportunidad de PSE de transmitir a los niños fe en sí mismos y grandes valores y de orientarles hacía el único camino viable: el del trabajo y el esfuerzo, como únicas armas para combatir los males que les amenazan.

Continuar leyendo “TEENAGERS: LA VOZ DE CAMBOYA”

PHUM RUSSEI

Son las seis y veinte de la mañana. Ya se oyen las canciones de los monitores esperando la llegada de los niños de Central. Nueve monitores corren alrededor de la camioneta llevando dos cazuelas enormes de comida. Cinco minutos después, la camioneta cruza los portones de PSE, acompañados por las canciones y aplausos de los otros monitores. Se dirigen al CSC de Phum Russei. El recorrido no es largo, solo lleva unos 15 minutos.

Continuar leyendo “PHUM RUSSEI”

PREPARADOS…

Es muy difícil imaginar el trabajo enorme que implican los últimos preparativos, justo antes del pistoletazo de salida, de los subprogramas que forman el Programa de Continuidad Escolar de PSE. Pero tal vez ayude decir para entenderlo, que este año se esperan cerca de 3700 niños diarios en las 19 localizaciones, que serán atendidos por 204 voluntarios venidos de España, Francia e Inglaterra y 200 monitores jemeres, en total más de 400 monitores deseando hacer de este verano un tiempo mágico para los niños.

Continuar leyendo “PREPARADOS…”